ENGLISH | ESPAŅOL
  • Follow us on FaceBook
  • Follow us on FaceBook
  • Follow our Blog
  • Follow us on YouTube
  • Click here to see the upcoming events!

Desintoxica tu cuerpo naturalmente con saltos, jugos y limpiezas

Datos para depósito bancario

LOS MUCHOS BENEFICIOS DE REBOTAR

Elastic handles

Rebotar es un ejercicio que reduce la grasa corporal, reafirma tus piernas, muslos, abdomen, brazos y caderas. Incrementa tu agilidad, mejora tu sentido de balance, fortalece tus músculos y provee un efecto aeróbico en tu cuerpo, rejuvenece tu cuerpo cuando está cansado y en general te lleva a un estado de salud, bienestar y excelente condición física.

La delicada actividad de rebotar en un trampolín no solamente fortalece los músculos voluntarios e involuntarios del cuerpo. También ayuda a los huesos a fortalecerse y mantenerse con la densidad adecuada.

Precio $5,500 pesos mexicanos
Rebotar en un mini- trampolín puede no ser tu idea de un ejercicio aeróbico vigoroso y probablemente no creas que pueda tener efectos significativos en tu salud, pero de hecho, estás equivocado. “Rebotar”- como llamamos a esta manera de ejercitarnos segura, delicada y de bajo impacto, nos lleva a quemar más calorías que corriendo. Rebotar en un trampolín también fortalece tu corazón, mejora tu circulación, estimula el flujo de tu sistema linfático, retrasa los efectos del envejecimiento, revitaliza la visión, reduce el estrés y beneficia a niños con problemas de aprendizaje y fibrosis cística.
El mini-trampolín de rebote más común mide 90 cm de diámetro y 20 cm de alto. Es seguro, fácil de usar y efectivo. Investigaciones han llevado a algunos científicos a concluir que brincar en un mini-trampolín es posiblemente el ejercicio más efectivo inventado por el hombre, especialmente por el efecto que rebotar tiene sobre el sistema linfático. Más importante, rebotar es una manera divertida de ejercitarse.

El mini-trampolín somete al cuerpo a fuerzas gravitacionales que van de cero (arriba de cada rebote) hasta 2 o 3 veces la fuerza de gravedad (abajo del rebote) dependiendo de qué tan alto esté brincando la persona. A diferencia de correr o trotar en superficies duras, lo que pone estrés extremo en algunas articulaciones y células del cuerpo, al rebotar te ejercitas con cero impacto, lo que pone en forma y fortalece cada célula de tu cuerpo mientras tonifica todas tus zonas problema.

Médicamente comprobado, rebotar beneficia a tu cuerpo de muchas maneras

Rebotar en un mini-trampolin es reconocido por la NASA y recomendado alrededor del mundo por profesionales médicos y especialistas en la salud. Combinando las fuerzas de gravedad, aceleración y desaceleración, rebotar está científicamente probado para incrementar el bienestar cardio y respiratorio. Inclusive ayuda a impulsar las funciones de las células T, aquellas que ayudan a combatir las enfermedades.

Cuando los astronautas fueron objeto de ingravidez durante varias semanas, perdieron densidad muscular y ósea. Sin fuerza gravitacional, músculos y huesos se marchitan; rápidamente se vuelven más débiles y menos densos. Por el contrario, la densidad ósea y fuerza muscular aumenta considerablemente cuando se sujeta a una mayor fuerza gravitacional. Como el cuerpo interpreta la aceleración y desaceleración al rebotar en el trampolín como un aumento en la fuerza gravitacional, los músculos y huesos se fortalecen más allá de lo que se considera normal. Es un ejercicio altamente recomendado para la osteoporosis. Cabe mencionar que estar inactivo o sedentario (recostados o sentados la mayor parte del día) tiene el mismo efecto en el cuerpo que la ingravidez.

Rebotar es un ejercicio que reduce la grasa corporal, lo cual es altamente beneficioso para la diabetes y para combatir otras enfermedades. Provee de un efecto aeróbico a tu corazón y te llena de energía cuando estás cansado.

Rebotar es un ejercicio único en el que alcanzas un estado de ingravidez en la parte superior de cada salto y aterrizas con dos veces la fuerza de gravedad en cada rebote. Este rebote de dos gravedades afecta cada músculo y célula del cuerpo. Los investigadores de la universidad de Kentucky, en conjunto con la NASA, concluyeron que “la magnitud de los estímulos biomecánicos es mayor brincando en un trampolín que corriendo.“

Es un ejercicio sorprendentemente divertido que funciona para casi todo el mundo- sin importar tu edad o condición física, aparte de ser amable con tus articulaciones y tu espalda.